El paisaje, como poesía, como referencia obligatoria cuando se habla del entorno, es tema obligado en mi obra.

A través de él se expresa todo un universo propio lleno de matices y variaciones cromática que unidas expresan  UN TODO.

El paso del tiempo con sus huellas y señales; LA LUZ… protagonista importantísima en toda mi obra y la reflexión que todo esto manifiesta sobre la magia de la naturaleza. Una naturaleza exuberante, conquistada pero no dominada de un planeta que no siempre puede representarse solamente empleando colores vibrantes.

El paisaje como la distancia, es la  nostalgia del camino recorrido que nos aleja  o nos acerca a lo que más amamos.