Siempre he elegido pintar, dibujar, modelar y escribir sobre El Arte y Los Artistas; primero, porque hago arte  y ese mundo es el que mejor conozco, y en segundo lugar, porque la expresión de la fantasía y la imaginación se manifiesta de forma más diáfana en los artistas que en otras personas. En  otros descubrimos que la estructura burguesa, los prejuicios sociales,  profesionales y de la comunidad actúan como elementos represores de la mayor parte de sus  manifestaciones vitales.

El Artista conserva su sensibilidad; éste es el elemento primordial para su realización. El Artista adecúa su vida a sus  necesidades y vive de acuerdo con sus propios designios, sin adaptarse a las normas que los demás han impuesto.

En El Arte, en La Historia, El Hombre lucha contra sus temores, desea vivir eternamente, tiene miedo de la muerte; desea colaborar con los demás hombres. Anhela vivir eternamente. En el arte plasma sus temores a la muerte, la oscuridad, la soledad; ocultos detrás de todas las elaboradas construcciones. Temores tan primarios como la sed de luz, de calor, de amor. Los temores tan simples que imperan tras las elaboradas obras de arte.

Examinémoslas todas con detenimiento y sin prisa a través de los ojos de un niño…siempre descubriremos en ellas a un ser humano solitario, asustado, perdido, confundido, que oculta y disfraza su dependencia, sus necesidades, sus ambiciones, su vergüenza de confesar:

“soy solo un simple ser humano en un mundo demasiado vasto y complejo”

¿Qué  es El Arte?…una forma de ver el mundo, de entenderlo, interpretarlo, comprenderlo y transformarlo; un modo de retomar y  lanzar al mundo lo que hemos querido hacer de Él; como la huella perentoria de nuestra presencia en esta dimensión de la vida.

El Artista es como un dios en miniatura: también crea, también confiere vida, forma, color, sentido. Para muchos El Arte no es más que una ilusión y un embeleco. En rigor, es la única realidad, el momento en que estamos completamente vivos.

El Arte nos remota en el tiempo, en el filo de la historia humana…nos hace viajar por los ríos de mil universos.

Siempre que le preguntamos Al Arte sobre un lugar, un espacio, un hombre, una cultura remota y pretérita, el arte siempre nos da una respuesta al tiempo que nos formula nuevos enigmas. Porque en todo arte como en toda ciencia siempre hay un misterio por resolver.

El Arte como el más grande testimonio del paso del Hombre por este mundo, es el registro más exacto de las culturas y de las conquistas humanas, huella digital de cada paso en el ascenso y en el descenso del hombre. De lo complejo a lo ingenuo, inocente, el arte también como la posibilidad más primaria para expresar al hombre.

El Arte, El Sublime Éxtasis, es el agente provocador que expone a la luz del día todas las identidades secretas.

El Arte, El Sublime Éxtasis, otorga clarividencia  a las yemas de los dedos. Cubre de iridiscencia los pulmones para los rayos X trascendentales. Imprime nuevas geografías a las telas de los ojos. Adorna con velas las palabras y con silencios de terciopelo los oídos.

El Artista vive más en comunión con su propia personalidad y tiene mayores posibilidades de alcanzar la  libertad y la individualidad, por ende, la integridad.

El Arte es una comunión con los otros, los universos mentales son aisladores, El Arte logra que uno abrace todas las razas, el mundo entero, todas las formas de la creación; el artista busca verdaderamente un lenguaje universal y los artistas de todas las partes del mundo pueden entenderse unos con otros.

Soy como una creatura alada a la que El Arte le permite utilizar plenamente sus alas… los éxtasis  se producen en mí con mucha frecuencia.

¿Qué es El Arte? Es la necesidad embellecida ?.. .¿ Es acaso la  esencia de la vida misma convertida en expresión de la necesidad?

El Arte es el modo de comunicar la opinión sobre la experiencia vital del hombre. El artista no es más que el intérprete de esa realidad.

Ser artista es hacer de la vida una obra de arte… y vivir para ello.

RAPHAEL PUELLO.